Ayudas para mujeres autonomas por emprender

trabajo emprendedor

Introducción

En la actualidad son muchas las personas que por alguna razón están en situación de autonomía, bien porque están desempleados y desean realizar labores que por alguna razón le generen ingresos o bien porque no conciben la idea de ser un empleado en alguna industria u oficina, es por ello que recurren a esta modo de generar ingresos, ahora bien muchas son las estadísticas que toman en cuenta la autonomía en los países de Europa y algunas de estas se separan por sexo arrojando como resultado que más del 40% de las personas autónomas son mujeres, es por ello que ante las dudas que puedan tener ellas respecto a la materia se han implementado una serie de ayudas para mujeres autonomas. Pero antes de entrar a fondo sobre la materia es necesario entender en que consiste la autonomía y que tipo de obligaciones fiscales tienen que cumplir.

Las personas autónomas las podemos entender si se quiere como aquella persona que se vale de si para vivir o cubrir sus necesidades básicas, si nos apegamos al sentido estricto de la palabra, ahora bien en el aspecto netamente de la economía y el empleo podemos definir a las personas autónomas como aquella personas naturales que se encargan de desempeñar determinadas labores de índole económico o profesional de manera independiente o “autónoma” de ahí el termino, y que además está fuera de la dirección de algún superior.

Así pues que una vez que se comprende el concepto de lo que es una persona autónoma y más en este caso que hablamos de las mujeres, podemos pasar a entrar en materia.

ayudas para mujeres autonomas

Las ayudas para mujeres autonomas se consideran medidas que provocan que el mundo del emprendimiento sea mucho más fácil para ellas.

Siendo que en la actualidad es exponencial el crecimiento de la cantidad de mujeres que desean adentrarse al mundo del emprendimiento se entiende que es de vital importancia prestarle determinadas colaboraciones para incentivar así el crecimiento de estas cifras, es por eso que hoy por hoy se han creado una serie de ayudas para ello, y es que veámoslo desde este punto de vista, un emprendimiento económicamente hablando puede convertirse a la larga en una empresa, y una empresa ayuda al aparato económico de un país.

Entonces ¿Qué tipo de ayudas para mujeres autonomas puedes encontrar siendo emprendedora? Muchos conocen la tarifa plana, este tipo de ayuda se le ofrece a todo aquel que desee ser autónomo, pero ¿qué pasa con las mujeres? Adicional a la cuota que reciben de 50 euros si ellas se dan de alta antes de los 30 años podrán recibir una bonificación del 30% sobre esa cuota recibida, de igual forma si siendo autónoma paralizas actividades por cuestiones de embarazo y deseas retomar la actividad siendo este periodo de reinicio antes de los 2 años luego del cese recibes otra bonificación, está por mencionar alguna. Una gran forma de acceder al mundo laboral para muchas, pero no hay que olvidar que tambien hay que contar con una buena asesoría contable que nos haga un control de todas nuestras cuentas.

De igual modo existen distintos tipos de ayudas como las provenientes del Fondo Social Europeo, este tipo de financiación para tu emprendimiento puede ser solicitado desde lo que se entiende hoy en día como la administración local, además de que este mismo fondo te permite la posibilidad de gestionar los mismos desde la página web del Programa de Apoyo Empresarial para Mujeres, haciendo de este manera que el mundo del emprendimiento siendo mujer sea mucho más fácil.

Es entonces que en el entendido de que las ayudas para mujeres autonomas son una especie de incentivos para autónomos emprendedores para fomentar el crecimiento exponencial de las féminas en el mundo del emprendimiento para de esta manera fomentar la buena economía no quedas más para las mujeres que probar este nuevo mundo sin miedo ya que cuentan con entes que pueden ayudarlas a transitar por este mundo sin problemas.