Tarifa Plana

autónomos tarifa plana

¿En qué consiste la tarifa plana autónomos?

La conocida Ley de Autónomos trae una serie de novedades bastante importantes para aquellas personas que trabajan por cuenta propia, entre las que se encuentra la tarifa plana y el hecho de que se establece que únicamente se cotizarán por los días dados de alta dentro de un mes. Hasta el momento, si un trabajador se daba de alta en el RETA el día 26 de un mes, tendría que pagar por los 30 días como autónomo cuando en realidad solo estaría en la capacidad de ejercer como autónomo durante 4 días de ese mes.

Requisitos tarifa plana autónomos

La cuota autónomos tarifa plana es una parte del régimen de autónomos para nuevos autónomos. Una de las principales condiciones y requisitos tarifa plana autónomos es que los mismos:

  • No hayan estado de alta como autónomos en los 5 años anteriores
  • No sean administradores de una sociedad mercantil
  • No hayan recibido alguna bonificación de la seguridad social
  • No sean autónomos colaboradores

Para determinar el pago de autónomos se debe hacer un cálculo cuota autónomos, pero lo que siempre se mantiene invariable es que durante los primeros 6 meses el pago de la cuota debe ser de autónomos 50 euros. No obstante, a partir del 1 de enero de 2018 este plazo se ampliará a 12 meses.

De igual manera, se ampliará la tarifa plana en general hasta 24 meses. Otra de las novedades que hay que destacar es la reducción de los requisitos de acceso y además que se abre la puerta a que se los autónomos se beneficien de nuevo de la tarifa plana, aplicando ciertas condiciones tarifa plana autónomos como haber transcurrido tres años de su baja en RETA. Con la nueva normativa ya aprobada por el Senado, los autónomos únicamente tendrían que verse obligados a pagar la parte proporcional a la cuota en los días que ha estado dado de alta. De esta manera, en caso de que solo haya estado dado de alta durante 5 días en un mes, apenas tendría que pagar unos 46 euros.

requisitos tarifa plana autónomos

De esta manera se cumple una de las reclamaciones históricas de los trabajadores autónomos. Con la nueva normativa se permite que los autónomos se den de alta y de baja tres veces dentro del curso económico.

Pero es importante que se note que este beneficio se pierde en caso de que existan irregularidades. Si el autónomo se da de alta fuera del plazo, en ese caso tendría que pagar el mes completo. De igual forma, las cotizaciones correspondientes a periodos anteriores en lo que se ha estado dando de alta y no se hayan abonado a la Seguridad Social, serán exigibles y deberán ser ingresadas con los recargos y con los intereses que puedan ser derivados.

Preguntas frecuentes a la hora de darse de alta como autónomo

Muchos trabajadores autónomos se preguntan si es obligatorio darse de alta como trabajador autónomo si desarrolla una actividad profesional por cuenta propia. Esta pregunta ha conseguido generar grandes niveles de controversia por entender ciertos colectivos de profesionales que, en aquellos casos en los que la facturación sea inferior al Indicador Público de Renta Mínima no deberían encontrarse bajo la obligación de darse de alta en RETA, y tampoco a acabar abonando las correspondientes cuotas mensuales por considerar que los ingresos no cubren el coste de la cuota de autónomos.

No obstante, la seguridad social siempre ha conseguido ser tajante en este sentido y se encarga de establecer la obligatoriedad de darse de alta en RETA a todos los profesionales que estén obligados a ello, de manera independiente del volumen de facturación.

Otra de las preguntas que suelen realizarse es de qué manera se debe proceder al alta en RETA en la Seguridad Social. Para poder hacerlo previamente se necesita darse de alta en Hacienda en el epígrafe correspondiente a la actividad que se ve correspondido a la actividad respectiva que se vaya a desarrollar.

régimen de autónomos

¿Y la base de cotización?

De igual manera encontramos muchos casos en los que las personas se preguntan qué cuotas de autónomos deberán abonar. Pues en el momento de tramitar el alta de autónomo es necesario que se decida la base de cotización teniendo en cuenta que en la actualidad la base mínima es de 919,80 euros, mientras que la máxima es de 3751,20 euros. Habrá que optar por una base que se encuentre comprendida entre ambas cantidades, excepto por aquellos trabajadores que por cuestiones de edad no puedan optar por la base máxima.

En función de la base de cotización, la cuota mensual a pagar se encontrará ubicada entre los 275,02 euros y los 1121,61 euros. De esta manera sabemos cuánto paga un autónomo de seguridad social.

Si te has preguntado si es posible hacer una compatibilidad entre una actividad por cuenta propia con un trabajo por cuenta ajena, la respuesta es sí. Todos los trabajos pueden trabajar por cuenta ajena por medio de un contrato de trabajo con una empresa o profesional y compatibilizarlo con una actividad por cuenta propia que genere cotizaciones por ambas actividades desarrolladas.

Finalmente puede que te hayas preguntado si los trabajadores autónomos tienen derecho a prestación por desempleo y cobertura por enfermedad. Nuevamente, sí, los trabajadores de carácter autónomo pueden llegar a tener derecho tanto a la prestación por desempleo como cobertura por enfermedad o por accidentes de índole profesional, siempre y cuando hayan acogido la cobertura de las contingencias profesionales al momento de darse de alta en RETA.

Otra pregunta que es bastante frecuente es cuánto paga un autónomo de seguridad social, pero eso ya es un tema que trataremos en el siguiente punto del presente artículo.

Probablemente no sabes cuánto paga un autónomo de seguridad social, y por esta razón te encuentras leyendo este artículo. La respuesta a cuánto paga un autónomo de seguridad social es algo que varía de caso en caso. Cuánto paga un autónomo de seguridad social cambiará de acuerdo a las diferencias en el porcentaje que se calcula sobre la base de cotización o sueldo teórico que como trabajador estimas que vas a tener. Todas las bases de cotización cuentan con un mínimo y un máximo establecido que varía según el año. Es importante notar que el porcentaje a aplicar sobre la base de cotización es del 29,8 por ciento.